miércoles, 16 de diciembre de 2015

La física quantica


Como influye la física quántica en el día a día.

Quizás las personas que no estén al día en las nuevas matemáticas y en la física quántica supondrán que esto es algo que se escapa a su vida diaria y que por lo tanto, no hace falta conocerlo. ¡Que gran error!. Y para que veáis que si que influye os mostraré varios ejemplos y comenzaré por uno que es bastante gráfico.

Supongamos dos puntos en un mapa. Punto A y Punto B.

Hace unos años, la distancia hasta esos puntos era de 50 Km y la carretera era un desastre, costándote sus buena hora y media como mínimo llegar de un punto al otro con un seiscientos apelotonados como sardinas para ver a la abuela o simplemente a la tía Matilde que está enferma o subirle la botella al Tio Ricardo que no está bién de los riñones. Y esto era normalmente casi todas las semanas.

Actualmente la distancia, en teoría, sigue siendo de 50 Km. ¡Pero no es así!. Aquí es donde interviene las nuevas matemáticas y la física quántica.

Supongo que muchos lo habréis comprobado. Los coches son mejores, la carretera se ha transformado en autovía y si nosotros salimos del Punto A donde vivimos para ir al Punto B de nuestros hijos seguimos haciendo 50 Km pero nos cuesta tres cuartos de hora en lugar de casi dos horas. ¡Pero aquí es donde interviene la física quántica!. ¡Al revés no hay, curiosamente, los mismos kilómetros.

El desplazamiento del punto B al punto A es insoportable, cuesta mucho tiempo y hay tantísimas cosas que hacer entre gimnasio, visitar a los amigos, ir de copas o visitar tiendas que es totalmente imposible hacer el camino. Ir al gimnasio parece más pesado, los amigos están a 80 o 600 Km, y comprar unos pantalones nos llevará tres horas. ¡Pero la puñetera física quántica transforma el sudar del gimnasio en dulce ambrosía, los 600 km en una agradable relajación del espíritu y las tres horas duran apenas 3 minutos.

Los 50 Km se han transformado en 1000 y los tres cuartos de hora en seis o siete horas de insoportable camino.

Algunos pensareis que las cosas cuando se quieren hacer son fáciles y cuando no insoportable , que cuando se quiere a una persona piensas en su felicidad y sufres si le duelen los riñones o se moja con la lluvia... pero no es por esto, son las puñeteras nuevas matemáticas y sobre todo la física quántica. Nosotros no hacíamos las cosas con mucho más cariño, es que no conocíamos la física quántica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puede dejar un comentario